PLATÓN

427-347 a.C.

Platón abre el Pensamiento Metafísico Occidental. Resumen de la filosofía de Platón: Búsqueda conceptual y exigencia ética.

No se ha conservado directamente ningún escrito suyo, por lo que la conservación de su pensamiento se debe a transcripciones de Aristóteles, Teofrasto y su Liceo.

Platón

Lenguaje

(i) Teoría de las ideas: Hay una idea de justicia, si no hay idea, no hay nada justo. El filósofo es el que puede llegar de una cosa a la idea, hasta llegar a la idea absoluta. La vida en común sería imposible si no existen las ideas absolutas.

(ii) Hay que compartir ideas que están en la base de toda comunicación. Sobre todo si hablamos de justicia que permite que haya consensos éticos y políticos.

(iii) Para Platón, la doctrina de las ideas es la búsqueda de un mundo en el que los universales eternos inmortales proyectan su influjo conceptual sobre el mundo de la materia.

(iv) En su “Diálogo” Crátilo Platón expone sobre el lenguaje: “El lenguaje oficiará como símbolo“. Refiere a un objeto ausente (sin necesidad que esté presente), de no existir esta referencia, sólo sería un mero ruido. Y dicha referencia se fundará en el consenso, en la convención.

Aportación política

(i) Platón quería fomentar la reflexión para hacer mejor la ciudad, la organización y los seres humanos. Para Platón esa organización es la Justicia: cada uno tiene que estar en su sitio. Su óptimo es rígido (desterrar a los poetas, no quiere individuos no colaboradores, relativistas).

(ii) Los filósofos deben ser los gobernantes. Autoritario: Aventura con Dionisio de Siracusa: intento de constitución, intento de conferaderación de ciudades anti Cartago y amnistía e opositores. Conclusión de su experiencia: Todos los políticos son interesados.

(iii) Entonces se centró en un estado pautado por leyes: Orden político justo en la Ley.

Libros: La República, Las Leyes.


Idea fuerza filosofía

El Mundo de las Sombras (Mateo 2020).
  • (i) Mundo de las Ideas en los “Diálogos medios”: Objetivas, eternas y universales (belleza, justicia, triángulo). Búsqueda de las cosas detrás de la apariencia. El algo en común de las cosas son las ideas: arquetipos de diversidad de una cosa. Cuando se piensa, se sale de las sombras, se rompe la cadena, encontramos lo certero, se encuentran las ideas.
  • (ii) Mundo de las Ideas en los “Diálogos de vejez”. Las ideas no son estáticas: estructura de la realidad.
  • (iii) No le interesa lo empírico: sólo lo abstracto.

Ética

(i) Exigencia ética: Búsqueda de la verdad. Encuentra su lugar en la Filosofía. ¿Qué es la justicia, la bondad? Platón abre el Pensamiento Metafísico Occidental.

(ii) Para comprobar una propiedad, tiene que existir esa propiedad. Hay una idea de justicia: si no hay idea, no hay nada justo.

(iii) El filósofo es el que puede llegar de una cosa a la idea, hasta llegar a la idea absoluta.


Religión

  • (i) Cree que hay algo que es la esencia de las cosas: Lo llama idea (eidos). La filosofía debe tender a ello, pero está en un ámbito trascendente. Por lo tanto, lo trascendente es Dios.

CURIOSIDADES

  • La familia de Platón es la que se encarga de “quitar del medio” al molesto Sócrates.

Biografía

Es el pensador ateniense por excelencia, creador de la Academia.

Atenas, Megara, Siracusa, Atenas.

SÓCRATES

470-399 a.C.

Sócrates fue el verdadero iniciador de la filosofía en cuanto que le dio su objetivo primordial de ser la ciencia que busca en el interior del ser humano: Tras él se obtuvo la transformación de la filosofía griega en un proyecto continuo y unificado.

Vive en un momento de ebullición total. Atenas contaba con 2000 dioses, pero salía de las ruinas de las guerras con los persas bajo con una democracia participativa bajo la tutela de Pericles, visionario que se rodeó de artistas y librepensadores que transformaron a la ciudad estado en la olla a presión más interesante de la Historia. Desde su barrio, Cerámicos, Sócrates crece en contacto con la flor y nata de la innovación mediterránea, y de todos aquellos llamativos divulgadores, él se quedó prendado de los pensadores que explicaban el universo por medios racionales, es decir, los que utilizaban argumentos que no se basaban en dioses.

Su juventud militar le permitió asentar el desarrollo de sus propias ideas, ya que en esos tiempos tan largos entre batalla y batalla, tuvo tiempo para establecer la que iba a ser su gran innovación a la filosofía: El cosmos y su estructura estaban bien, pero consideraba mucho más urgente como la razón nos podía ayudar en nuestra vida diaria. Y ello se concretaba en cuestionarnos si la riqueza era buena, si la democracia era el sistema de organización que nos hacía mejores, y como colofón de todo ello, si la felicidad era posible. Con todo ello ponía en valor la Ética dentro de todo el pensamiento racional de su época.

Éste pensamiento revolucionario le enfrentaba frontalmente a la moral imperante basada en una sociedad regida por dioses, héroes poéticamente bellos, y organizada en un sistema desigual, en el que no se tenía la misma respuesta según se era, ya que se era diferente frente a la Ley. ¿Qué podía hacer la razón para ayudarnos? Sócrates lo tenía claro: el conocimiento era lo único que nos podía hacer actuar de la manera adecuada en cada situación, de forma que el bien humano preservaba el alma en forma de actuaciones racionales universales, diferentes según el contexto: en la batalla lo bueno, eficaz y determinante para el alma era ser valiente. En la vida diaria, evitar la injusticia era lo adecuado. En la vida religiosa, honrar a los dioses. Para Sócrates, la responsabilidad del individuo es la fortaleza de la actuación adecuada.

Y Sócrates pudo difundir sus ideas en un ámbito (único de Atenas en esos años) de libertad de expresión. Sin embargo la alegría duró poco. La guerra con Esparta y el fin de Pericles convirtió a Atenas en un inmenso campo de refugiados donde las enfermedades y el confrontamiento agotaron la libertad de pensamiento que existía anteriormente.

Enfrentado a los sofistas, a los que consideraba charlatanes de feria, Sócrates profundizó su sistema de ideas dotándolo de un método argumentativo: el diálogo. Mediante la confrontación de ideas se podía ser capaz de avanzar hacia un razonamiento cada vez más sólido, en el que había que cuestionarle hasta lo más sencillo, y que básicamente había salido de uno mismo (lo que le revertía de gran autoridad intelectual). Ello aplicado a cuestiones de la vida diaria, proporcionaba a cualquiera una herramienta eficaz frente al fanatismo y dogmatismo.

Y ello no quiere decir que Sócrates dejase de lado ideas intrínsecamente imperantes en su época: era religioso (a su forma), esclavista y misógino. Y aunque era un firme defensor de la cultura oral frente la escrita, instauró una forma de pensar diferente que tuvo un desarrollo adecuado años después, de la mano de Platón y Aristóteles.

Los detalles de su vida y de su muerte fortalecieron sus dos ideas fuerza fundamentales, por los que su filosofía es reconocida universalmente:

1.- El conocimiento genera individuos que, mediante la razón, pueden mejorar sus creencias para ser mejores y hacer mejor la sociedad.

2.- A nivel individual, cada persona posee un alma. Las acciones de la vida deben ir encaminadas al bien, de forma que el alma crezca, y se mantenga sin mancha. Por ello, las riquezas, las apariencias no son destacables. Las acciones justas, fuera de interferencias que manchen el alma, son el camino adecuado que deben regir nuestra vida.

No se ha conservado directamente ningún escrito suyo, por lo que la conservación de su pensamiento se debe a la transmisión oral. Sus ideas se conservan, fundamentalmente, gracias a transcripciones de Platón en los “Diálogos”, Aristófanes y de Jenofonte.

Sócrates

Lenguaje

(i) Lejos de aparecer como maestro en la destreza del razonamiento concluyente o de la definición precisa, Sócrates aparece a menudo como paradigma de la confusión, de la torpeza, y también se presenta como modelo de una extraña clase de obstinación que no dejará de crear perplejidad e indignación entre sus interlocutores.

“Cada uno debe desarrollar sus propias ideas”

Aportación política

(i) Fue obediente con las leyes de Atenas, pero evitaba la política. Creía que podría servir mejor a su país dedicándose a la filosofía.

(ii) Sócrates murió a los 70 años de edad, aceptando serenamente la muerte de envenenamiento por cicuta, condena elegida por un tribunal que le juzgó por no reconocer a los dioses atenienses y corromper a la juventud. De esta manera se le acusaba de sofista, cuando precisamente Sócrates era anti-sofista.

“Los ideales pertenecen a un mundo que sólo el hombre sabio puede entender”.

(iii) Según Sócrates, la democracia ateniense no se encontraba a la altura de un gobierno ideal representado por un perfecto régimen dirigido por filósofos. Sin embargo, es posible que el “Sócrates de la República de Platón” esté influido por las propias opiniones de Platón.

(iv) Durante los últimos años de la vida de Sócrates, Atenas estaba en continuo cambio debido a la agitación política.


Idea fuerza filosofía

  • Sócrates pasó gran parte de su vida generando discusiones con todo el mundo en Atenas (ágora, plazas, mercados), tratando de determinar si alguien tenía alguna idea de lo que estaba hablando, especialmente cuando el tema tratado era importante, como la justicia, la belleza o la verdad.
  • Estas estratagemas o métodos se llamaban dialéctica (tras plantearse una proposición, analizaba las preguntas y respuestas suscitadas por la misma), y mayéutica, el paso más profundo de la dialéctica, método inductivo que le permitía llevar a sus alumnos a la resolución de los problemas que se planteaban por medio de hábiles preguntas cuya lógica iluminaba el entendimiento -“sacarte de dentro lo que uno ni siquiera sabe”-.
Sócrates manifestando sus dotes discursivas (Mateo 2020)

Ética

(i) Las enseñanzas de Sócrates fueron la creencia en una comprensión objetiva de los conceptos de justicia, amor y virtud y el conocimiento de uno mismo.

(ii) Sócrates describió el alma (psique) como aquello en virtud de lo cual se nos califica de sabios o de locos, buenos o malos, una combinación de inteligencia y carácter.


Religión

  • (i) Sócrates vive la religión como algo personal, diferenciando entre lo religioso y lo político. Las influencias sofísticas y racionalistas que se notan en el viejo Platón de “Las Leyes” estaban muy lejos de haber hecho mella en su religiosidad. Para Sócrates, la religión era una cosa íntima y personal.

“Sólo sé que no sé nada”


CURIOSIDADES: SÓCRATES Y LOS SOFISTAS.

(i) Sofistas: aparición de una clase hasta entonces desconocida de «educadores» que ofrecían sus servicios a los ciudadanos a cambio de dinero con la promesa de mejorar de ese modo sus posibilidades de llevar a cabo sus propósitos en el seno de la polis.

(ii) Sócrates era rival de los sofistas:

Los sofistas mantenían una posición relativista, y Sócrates rechaza el relativismo ya que pretende buscar la definición universal. 

Sócrates se centra en la dialéctica y los sofistas desarrollan por sistema la retórica.


BIOGRAFÍA GEOGRÁFICA.

El hijo de la comadrona no fue un gran viajero.

Atenas.